Que es un servicio SaaS?

Software como un Servicio, abreviadamente ScuS​ (del inglés: Software as a Service, SaaS), es un modelo de distribución de software donde el soporte lógico y los datos que maneja se alojan en servidores de una compañía de tecnologías de información y comunicación (TIC), a los que se accede vía Internet desde un cliente. La empresa proveedora TIC se ocupa del servicio de mantenimiento, de la operación diaria y del soporte del software usado por el cliente. Regularmente el software puede ser consultado en cualquier computador, se encuentre presente en la empresa o no. Se deduce que la información, el procesamiento, los insumos, y los resultados de la lógica de negocio del software, están hospedados en la compañía de TIC.

Ventajas de un servicio SaaS

La implantación de un sistema SaaS para el software empresarial puede ofrecer muchas ventajas a la organización, entre ellas las mas importantes son:

  • Reducción de tiempos
  • Reducción de costes
  • Escalabilidad e integración
  • Actualizaciones periódicas
  • Cambios adaptativos constantes

Sin embargo hay un factor muy importante que normalmente no recibe la atención que amerita. Para poder disfrutar de las ventajas de un servicio SaaS este debe ser implementado y adoptado por la empresa con éxito.

Como podemos asegurar una implantación exitosa?

  1. Valorar los recursos necesarios para la ejecución del proyecto inicial: Es común que al tomar la decisión de contratar un servicio SaaS, se menoscaben las necesidades de recursos humanos que serán necesarios para el proyecto. La contratación de un servicio SaaS siempre significa que habrá cambios en la organización, ya sea porque se está sustituyendo una solución antigua o se está buscando la solución a un problema. El cliente espera que el proveedor del servicio realice la mayoría del trabajo y no son conscientes de la carga que se debe asumir para poder llevar a cabo el cambio de cultura interno que debe producirse para adoptar con éxito un servicio SaaS.
  2. Liderazgo desde la dirección de la empresa: Todo cambio en una organización debe ser liderado o al menos apoyado por la dirección de la empresa, los directores normalmente son los que tienen la capacidad de tomar decisiones para la gestión de recursos y deben dar el ejemplo utilizando o promoviendo el uso de las capacidades de los servicios contratados.
  3. Establecer objetivos concretos y ponderables: Es muy importante que se tengan los objetivos del proyecto inicial definidos y acordados desde el principio, así será posible medir el éxito o fracaso del proyecto de una forma objetiva y se utilizaran los recursos en función del interés de la empresa, evitando las distracciones por la opinión individual de miembros de la organización.
  4. Compromiso de mandos medios: En una empresa es común que “nadie tenga tiempo para nada”, la ejecución de un proyecto inicial de un servicio SaaS normalmente es percibida como una carga de trabajo adicional y un factor que resta tiempo para la ejecución de las tareas diarias. Sin embargo si se tomó la decisión de llevar a cabo la contratación de un servicio fue basado en la premisa de solucionar un problema. Es de vital importancia que los gerentes y supervisores se involucren en el proyecto entendiendo que la inversión de tiempo luego dará fruto al poder disfrutar de las ventajas del servicio SaaS.
  5. Definir el alcance del proyecto: Para poder plantear los objetivos de forma correcta previamente debe estar definido el alcance del proyecto, así se evita el agotamiento de los recursos de parte del cliente y del proveedor.